Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado por en May 1, 2013 |

Alacranes

Alacranes

INTRODUCCIÓN

Los arácnidos son un grupo de artrópodos (en este caso alacranes) de vida terrestre que se caracterizan por tener un cuerpo dividido en dos partes: un cefalotórax y un abdomen. También cuentan con la presencia de apéndices toráxicos articulados llamados quelícero (los cuales tienen la función de inmovilizar e inocular veneno). Tienen un par de apéndices maxilares denominados pedipalpos (con una función masticadora, que también puede tener funciones táctiles). Según el grupo tienen cuatro pares de patas. El abdomen puede estar segmentado (como en los alacranes) o no (como en la araña y los ácaros). Las mayorías de estos artrópodos son carnívoros aunque existen algunos adaptados a la vida parasita como los ácaros.

Nuestro interés especial en estos maravillosos artrópodos es la no muy lejana posibilidad de vernos involucrados en algún accidentes con alguno de estos. Poder identificar las especies venenosas y saber realmente los riesgos que estos representan en lugares alejados de centros de tratamiento es muy importante. La vida en la naturaleza y las actividades outdoors tienen un factor de riesgo al cual debemos acceder concientes a que nos exponemos, y saber hasta que punto el encuentro y el accidentes con estos arácnidos es realmente una condición peligrosa.

Dentro de todos los tipos de arácnidos que existen, ya hemos analizado las picaduras de las arañas, las cuales tienen una importancia médica, ya que algunas de las especies que se encuentran en nuestro país son realmente peligrosas para el ser humano.

Este articulo pretende analizar otro tipo de arácnido con implicaciones médicas también importantes, es el caso de los escorpiones o alacranes, ya que en nuestro territorio estamos muchas veces expuestos a estos y no tenemos quizá noción de los riesgos que puedan implicar. Muchas veces cuando realizamos actividades en la naturaleza estamos expuestos a un sinfín de peligros, y algunos de estos nos pasan desapercibidos, como es el caso de los insectos y artrópodos. Resulta quizá más evidente el peligro que pueda ocasionar una serpiente que un alacrán. Pero hay que tener en cuenta que algunas de estas especies pueden ser realmente peligrosas y deberíamos tenerlas en cuenta, ya que cuento más estemos capacitados y más sepamos de los peligros que la naturaleza nos pueda ofrecer, menos riesgo correríamos de tener un accidente.

Alacranes y Escorpiones

Ambos nombres se refieren al mismo artrópodo, un arácnido muy temido por las personas de todas las épocas, en algunas culturas antiguas estos artrópodos eran considerados espías enviados por el mismo Satanás. Este temor es bien justificado ya que dependiendo de la especie ocasionara desde un malestar con una ligera inflamación y dolor local, hasta complicaciones en el sistema nervioso, circulatorio, respiratorio y muscular, llevando en algunos casos al paciente a la muerte.

Se reconocen alrededor de 1.500 especies de alacranes, de ellas solo unas 50 son realmente peligrosas para el hombre. Todos estos arácnidos tienen una morfología muy parecida.

Morfología general: Grandes pedipalpos, quelícero más pequeños, cuatro pares de patas, un cefalotórax y un abdomen constituido por siete segmentos anteriores anchos y otros cinco más estrechos y alongados conformando así una “cola” en el extremo de la cual existe un ultimo segmento llamado telson el cual contiene a dos glándulas venenosas rodeadas de tejido muscular. Estas glándulas desembocan mediante un conducto en dos orificios en el ápice del aguijón con una forma particular de garfio. Dicho aparato inoculador de veneno tiene como función la de dar muerte a los insectos que son presas de estos, también cumpliría una función defensiva. Machos y hembras son venenosos por igual y por lo general son difíciles de distinguir, más aun si no se tienen los conocimientos necesarios para esto, igualmente no tendrá sentido indagar más sobre esto ya que saber el sexo de estos no ayudaría al tratamiento.

Son de hábitos nocturnos, y la mayor parte del tiempo la pasan en lugares escondidos, debajo de la corteza de árboles caídos, entre piedras, o cualquier lugar húmedo y oscuro, tienen preferencia por los lugares cálidos, lo cual no significa que no puedan encontrarse en lugares fríos. Pueden encontrarse en zonas urbanas o zonas agrestes.

Hay especies pequeñas medianas y grandes pero ninguna supera los 18 centímetros, y el color de su tegumento varía también según la especia, yendo del amarillo a un marrón oscuro, casi negro. El tipo de veneno que estos posean no esta en relación con la coloración de la piel, sino que depende de la especie en cuestión, hay que erradicar el mito de que el escorpión es más venenoso cuanto más oscuro es, ya que en nuestro país una de las especies más venenosas no es de un color muy oscuro, sino que es de una coloración castaña anaranjada.

Los alacranes se encuentran en las regiones secas, calientes y templadas del mundo, pero algunas especies pueden vivir también en lugares fríos y húmedos, como bosques y cuevas.

La mayoría de las picaduras de estos arácnidos se dan en el miembro inferior, específicamente en los pies, ya que estos suelen elegir los zapatos para escabullirse, y al sentirse agredidos atacan sin dudar. Pero no debemos menospreciar también las picaduras de estos en los miembros superiores, en especial a aquellas personas que realizan actividades en la naturaleza y utilizan sus manos para mover objetos como rocas, ramas y también aquellos que disfrutan con la escalada y colocan sus manos en fisuras naturales de roca. En estos casos son bastante común los ataques de dichos artrópodos en manos y antebrazos, estos ataque se producen porque el animal se siente invadido y amenazado, el cual se defiende atacando e inyectando el veneno el cual el mismo ha fabricado para la captura de otros insectos más pequeños.

Si bien la mayoría de los alacranes no representan un peligro para el ser humano, se recomienda que ante la presencia de estos, se recurra a un controlador profesional de plagas, y ante la picadura sin duda se deberá concurrir a un médico. La evacuación en zonas agrestes hacia un centro de atención definitiva, el cual deberá contar con especialistas para el control toxicólogo es fundamental, por mas que uno crea que la especie involucrada no es tóxica para el ser humano. Muchas de las veces suelen confundirse las especies lo que puede traer complicaciones, en especial si se creía que el alacrán no era venenoso y resulta que si, también es importante tener en cuenta que no solo se esta en peligro por el envenenamiento si no que hay cierto grado de riesgo de alguna reacción anafiláctica en contra del veneno, y esto se da tanto en los que son venenosos y riesgosos para el nosotros como los que no, ya que la reacciones anafilácticas, son reacciones alérgicas hacia una proteína invasora, pudiendo causar la reacción cualquiera de estos no dependiendo del veneno que posean.

Las consecuencias de la picadura del alacrán dependerá de muchos factores:

a) Especie del alacrán.
b) Tamaño y etapa del desarrollo del mismo.
c) Cantidad de veneno presente en la glándula venenosa.
d) Edad, estado físico y peso de la víctima.

De la totalidad de especies venenosas del mundo solo una especie en Argentina posee veneno como para amenazar la vida al ser humano (las demás pueden amenazar la vida humana por las reacciones alérgicas, con un posible shock anafiláctico). Es importante que como profesionales de las zonas agrestes, o mismo como aficionados de estas, podamos diferenciar esta especie de la demás. Tityus Trivittatus, corresponde al genero y especie de dicho artrópodo.

 Tema: Alacranes

Asunto: Fumigación de Alacranes, eliminación Alacranes, control Alacranes, ciclo de vida Alacranes, tratamiento Alacranes, alimentación Alacranes, identificación Alacranes, descripción Alacranes

468 ad