Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado por en May 2, 2013 |

Arácnidos venenosos en Argentina

Arácnidos venenosos en Argentina

Los arácnidos venenosos en Argentina no están tan familiarizados con la gente común, al menos dentro de Buenos Aires.

Las Arañas se encuentran en el grupo de animales venenosos por poseer glándulas de veneno y poder inyectarlo a través de sus aguijones situados en la boca. Las picaduras de estos insectos pueden resultar fatales especialmente en niños menores de 7 años.

Considerados entre los animales más antiguos del planeta, constituyen unaClase dentro del    Phillum Artrópodos, caracterizada por la presencia de 4 pares de patas articuladas, exoesqueleto de estructura quitinosa, reproducción sexual con fecundación interna y desarro-llo embrionario sin fases larvarias. Los arácnidos son ovíparos con crías que nacen idénticas a las formas adultas. De amplia distribución universal tienen representantes en prácticamente todos los ecosistemas terrestres con gran capacidad de adaptación a hábitats de condiciones climáticas extremas. Son carnívoros, cazadores de presas vivas, frecuente-mente caníbales.

Los principales representantes de esta Clase son las arañas, los escorpiones, los opiliones y los

ácaros. Solo los dos primeros tienen interés Toxicológico.

La peligrosidad de sus venenos depende, como en cualquier otro animal ponzoñoso, de la conjunción de factores ambientales, del ejemplar y del receptor del veneno, como ya fuera descripto para el caso de los ofidios. En este caso, la emisión de veneno por parte del animal también resulta un acto voluntario, en sintonía con su estado de irritabilidad, que puede determinar diferencias en la cantidad de veneno inoculado y por lo tanto variaciones en los efectos esperados. Por otro lado, la edad, proporciones físicas, irriga- ción del área inoculada y determinadas condiciones de susceptibilidad individual del accidentado pueden modificar el cuadro clínico resultante. La alcalinización que el clima cálido provoca en los venenos animales potencia, asimismo, su efecto.

De los venenos de arácnidos se han aislado fracciones comunes a otros venenos animales (serotonina, histamina, hialuronidasa, bradiquinina, proteasas) y fracciones propias de cada género en particular.
Se denomina aracnoidismo a la enfermedad que surge como consecuencia de un acci-dente con algún representante de la Clase, y aracneismo / escorpionismo a los efectos resultantes de la intoxicación por intervención de arañas y escorpiones respectivamente.

Arañas

Sus principales características son:
o Presencia de 4 pares de patas articuladas
o Cuerpo dividido en cefalotórax y abdomen no segmentado
o Exoesqueleto quitinoso que no se expande con el crecimiento y se desprende perió- dicamente en “mudas”.
o Presencia de ojos simples (ocelos) en numero múltiple (6 u 8). Su número y dispo-sición es determinante de género.
o Presencia de glándulas digestivas que drenan canalicularmente en dos pinzas denominadas quelíceros y cuya disposición determina el suborden de pertenencia
o Reproducción sexual con fecundación interna
o Ovíparas sin fases larvarias; crías replicas exactas de las formas adultas.
o Presencia de hileras caudoventrales en las que desembocan las glándulas cerígenas productoras de una sustancia adherente y firme con la que elaboran la “tela” que sirve para atrapar a sus presas.

Según sus hábitos las arañas pueden clasificarse en hilanderas (tejedoras de tela que utilizan para la obtención pasiva del alimento) o cazadoras (participan activamente en la captura de sus presas). Todas las arañas son productoras de veneno que sirve a sus fines de alimentación. Sin embargo solo unos pocos géneros resultan de interés toxicológico para el hombre.

Los cuadros clínicos resultantes de la intoxicación por arañas venenosas pueden ser combinaciones de algunos de estos tres tipos:

– Cutáneo necrótico simple (cuadro local con importante lesión de tejidos)
– Hemolítico – nefrotóxico (anemia aguda por destrucción de glóbulos rojos y alteración del funcionamiento renal)
– Neurotóxico

Género Lycosa

La picadura de una Lycosa trae como consecuencia un cuadro cutáneo necrótico simple en ecosistemas diferentes a los nuestros. La ausencia de cuadros clínicos de este tipo en nuestro país se debe a diferencias climáticas, ambientales o sistemáticas. La experiencia clínica no justifica, hasta ahora, la utilización de antivenenos específicos.

Es una araña muy común de encontrar, vulgarmente conocida como “araña corredora de jardín”, también “ araña lobo”, de tamaño mediano a chico, color marrón oscuro a negro, cefalotórax con diseño radiado en el dorso y 4 pares de ojos en secuencia 4:2:2.

No es particularmente agresiva, es de hábitos cazadores, localización peridomiciliaria y rural, y se alimenta de insectos. No establece lazos grupales pero suele cuidar a sus crías mientras estas se encuentran en la ooteca (especie de “bolsa” colectora de huevos, dentro de la cual completan su desarrollo hasta resultar ambientalmente viables). En el cuadro clínico que sigue a su picadura, son constantes las marcas de los quelíceros y el dolor inicial, a veces hay edema leve y eritema 5 que remite espontáneamente en menos de un día, sin otras manifestaciones.

Género Polybetes

Arácnido muy común, conocido como arañón del monte de hábitos peridomiciliarios, cazadora, agresiva, de aspecto “aplanado”, color marrón oscuro con diseños en el abdomen dorsal. Como la mayoría de las arañas prefiere lugares húmedos y oscuros: corteza semidesprendida de los árboles, pequeñas cuevas, resquicios entre las piedras, construcciones abandonadas, depósitos con escasa higiene y desorden.
También sus crías permanecen en las ootecas hasta que su tamaño les permite valerse por si mismas. Posee cuatro pares de ojos en secuencia.

Se han descripto cuadros neurológicos locales a partir
de accidentes ocurridos con este género. Los síntomas, en todo caso, son leves y fugaces, desapareciendo en una o dos horas.
Al dolor inicial puede seguir hormigueo focalizado con
sensación de leve disminución de la fuerza muscular que se extiende hacia la raíz del miembro inoculado.
No necesita tratamiento específico.

 

Género Phoneutria

Araña de tamaño mediano a grande, habitante de áreas selváticas húmedas, se la conoce en territorios más al norte como “armadeira” en referencia a las púas (pelos ralos y largos) de sus patas. Las especies nigriventer y fera pueden encontrarse en el norte-noreste de Argentina.

De aspecto agresivo y conducta similar, es una araña cazadora y errante. Los accidentes ocurridos por su picadura han sido asociados al contacto con vegetales (verduras y frutas) provenientes de áreas de mayor densidad de población de estos animales, alguno de cuyos ejemplares “viajó” accidentalmente con la mercadería.

Las consecuencias de su picadura dependen en gran medida del ecosistema que habita en lo que se refiere a su gravedad. Los casos gravísimos y eventualmente letales nada raros en zonas tropicales se traducen enáreas templadas en manifestaciones mas leves, sin registros de mortalidad.
Su veneno tiene características de neurotóxico y de acción inmediata, produciendo un dolor urente, neurítico, asociado con una “descarga eléctrica” y se suele acompañar de calambres musculares locales, repercusión neurovegetativa sistémica, alteraciones visuales y, en los casos graves, crisis convulsivas, contracturas generalizadas y shock. La expresión local es escasa o está ausente.

Género Latrodectus

En la edad media muchas enfermedades eran consideradas expresión de las adverten-cias de Dios sobre conductas humanas merecedoras de castigo. En ese marco, la into-xicación producida por una pequeña araña conocida luego como Viuda Negra y que produce un cuadro de importantes contracciones musculares con gran sudoración y delirio motivó a los habitantes de una ciudad de Italia a “compartir” socialmente los pade-cimientos del paciente para expresar a dios la voluntad de asumir parte de las supuestas culpas y facilitar así la curación de la victima. Lo cual se lograba, efectivamente, en la gran mayoría de los casos, ya que el veneno de dicha araña no suele ser mortal. El “tratamien-to” consistía en un baile, (aparatoso, también, porque comenzó remedando las contrac-ciones musculares que se veían en el paciente) que la comunidad prolongaba durante días en las cercanías de la casa del enfermo.

El lugar epicentro de esos brotes era la ciudad de Tarento, rodeada por unárea rural de producción agrícola en donde estos arácnidos encontraban su nicho ecológico. La araña causante de estas intoxicaciones fue denominada
Tarántula y el baile forma parte del folklore de la región hasta nuestros días: la Tarantela.
Este arácnido pequeño, de hábitos rurales, folkloricamen-te denominada en América como viuda negra, araña del lino o araña de los rastrojos, pertenece a la familia Theridiidae, es tejedora, frecuente de encontrar en arbustos bajos, piedras o maderas, siempre cerca del suelo y asida (colga-da “cabeza abajo”) de la tela algodonosa que teje. De color negro, algunas especies suelen tener una o varias manchas de color rojo vivo en la región dorsal o ventral de su abdomen. Como muchas arañas, la hembra de mayor tamaño tiene tendencia al caniba-lismo y no es raro que ataque y devore al macho después del apareamiento. Si bien esta conducta no es exclusiva del Género, el conocimiento popular ha derivado de ella el nombre folklórico con la que se la identifica, casi universalmente. No se la encuentra
intradomiciliariamente. De las 7 especies identificadas en el país solo una carece de efectos toxicológicos para el hombre.

El dolor inicial de la punctura cede casi de inmediato, espontáneamente, para dar lugar a la aparición de temblores musculares, crisis de ansiedad y sensación de muerte inminente. Hay contracturas musculares generalizadas, abdomen en tabla, nauseas, vómitos, hipersensibilidad cutánea, dolor a la altura del esternón, fiebre, dilatación de la pupila, sudoración, piel roja y caliente. A pesar de la dramaticidad del cuadro clínico, los casos mortales se reducen a susceptibles y niños pequeños. Librados a su curso natu-ral, los síntomas relatados perduran durante 4 o 5 días y luego remiten lentamente
reemplazándose por un estado de cansancio, debilidad muscular y adinamia que puede prolongarse por varias semanas. Las causas de muerte son paro cardiorespiratorio o edema agudo de pulmón.

Género Loxósceles

De tamaño pequeño y hábitos domiciliarios o peridomiciliarios, esta araña constituye el género más peligroso en nuestro país. Es conocida como araña homicida (A. Ibarra Grasso), araña marrón de los rincones, araña de los cuadros. Tiene color pardo claro, generalmente opalescente en el abdomen, patas largas sin pelos y 3 pares de ojos con estructura ocular 2:2:2.

Distribuida prácticamente en todo el país, es cazadora, prefiere lugares secos, oscuros y cálidos y se alimenta de insectos.
El Loxoscelismo recuerda al accidente bothrópico por sus manifestaciones locales y al crotálico por sus efectos hemáticos, dando un cuadro en el que se suma a los fenóme-nos necróticos locales una anemia hemolítica con consecuente fallo renal.

En el lugar de la picadura el dolor es importante y persistente, intensificándose con el tiempo mientras se eviden-cia la aparición de un área rojiza en la piel edematizada, con tendencia a la formación de vesículas. Esta placa cutánea se mantiene en el tiempo y evoluciona hacia la formación de una escara (necrosis 8 ) que cae espon- táneamente al cabo de 15 a 20 días dejando al descubierto una úlcera profunda, de bordes irregulares y de muy tórpida evolución. Es constante la instalación de áreas de hematomas alternando con zonas de vasoconstricción (zonas pálidas), dando un aspecto de reticulado marmóreo, típico de esta picadura.

Este cuadro local puede ser la única expresión del Loxoscelismo o estar acompañado (después de una latencia de 24 – 48 hs) por un cuadro general caracterizado por anemia (debida a la destrucción de los glóbulos rojos), ictericia 9 , perdida de sangre por orina, fiebre, sensación de extremo cansancio, taquicardia, hipotensión arterial, nauseas, vómitos y signos de alteración renal y hepática. La causa de muerte suele ser la insufi-ciencia renal. Los cuadros clínicos pueden ser leves, moderados o graves, y en este
último caso la mortalidad es cercana al 100% en niños menores de 5 años o que tengan alterada la nutrición.

Familia Theraphosidae

Incluye al suborden Mygalomorphas, Géneros Grammóstola, Acanthoscurria y Pamphobetus la mayoría de las cuales son conocidas popularmente como arañas pollito. El genero Grammóstola, con sus varias especies, es el mas conocido y el de mayor distribución, de esta familia, en el país.

Son animales grandes, de hábitos peri domiciliarios o (preferentemente) rurales, con su cuerpo cubierto de pelos tupidos, de colores variables, según las especies, desde el negro al dorado o cobrizo metálico. Se alimentan de insectos, pequeños roedores, otros arácnidos y, excepcional mente  de crías de aves. A pesar de su tamaño y su aspecto suelen ser arañas tímidas, de conducta poco o nada agresiva y toxina sin importancia toxicológica para el hombre.

La dispersión voluntaria (como mecanismo de defensa) de ciertos pelos diferen-ciados del abdomen dorsal (lo que logran “raspando” el abdomen con sus patas traseras) puede dar lugar a cuadros alérgicos: irritación nasal y conjuntival, prurito y ardor en las zonas expuestas a ellos, síntomas que remiten espontáneamente en poco tiempo o con la administración de antihistamínicos, rara vez justificada.

468 ad