Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Control de plagas

Cómo lidiar permanentemente con infestaciones de hormigas carpinteras en su hogar

Las hormigas carpinteras suelen aparecer en la primavera en la mayoría de las áreas y si ve alguna alrededor de su casa, esto suele ser una señal de que hay una colonia entera de ellas cerca. Algunas señales para encontrarlas incluyen aserrín, madera húmeda, se ven adultos alados (vuelo nupcial) o ruidos raros que vienen de la pared.
Las hormigas son grandes, pero generalmente varía esto y es probable encontrar otras más pequeñas o de dimensiones medianas en la colonia. Su color oscuro humorísticamente define los momentos oscuros que vienen con ellas, ya que pueden ser muy destructivas, especialmente con las estructuras.

Las obreras llegan a medir hasta 9 mm. El tórax y la cabeza son de color negro opaco, siendo el abdomen “aterciopelado”, pardo amarillento, debido a la presencia de pelos. El pecíolo es de un solo segmento. Las colonias de hormigas carpinteras pueden vivir de 3 a 6 años. Raramente entran en contacto con personas, pero si lo hacen, intentan escapar. No pueden picar.

Al ver las hormigas carpinteras durante el invierno en el hogar por lo general significa que han albergado un nido dentro de la estructura de la casa que a la larga tiene efectos dañinos en la estructura. Durante la primavera, las hormigas carpinteras son más activas por la noche, esto hace que sea difícil detectarlas. Por lo general se mueven en línea recta desde la colonia madre que suele ser un árbol al aire libre a la colonia satélite, que es la pared. Otras áreas donde se pueden detectar estas hormigas es alrededor de fregaderos y bañeras especialmente en las zonas húmedas.

En las plantaciones de cítricos y manzanos, la presencia de las hormigas carpinteras es perjudicial debido a que actúan en simbiosis con algunos áfidos y cóccidos (cochinillas-pulgones-moscas blancas, etc) que afectan los rendimientos de los frutales escrepando los brotes y botones florales. Casos similares ocurren con las plantas ornamentales del jardín.
A la mayoría de las hormigas les gustan mucho los jugos dulces que recogen de las plantas, frutas, etc. Algunas hormigas se alimentan de la melaza que segregan los pulgones y las cochinillas.
Las obreras tocan con sus antenas el abdomen de estos pequeños insectos y ellos desprenden gotitas de melaza que las hormigas lamen ávidamente. A su vez, protegen los pulgones ahuyentando a sus posibles enemigos.

Al final de la primavera, llega la época del apareamiento y salen volando las hembras vírgenes (nacidas en la última oviposición de la reina  son mucho más grandes que las otras hormigas y tienen dos pares de alas membranosas) perseguidas por un enjambre de machos (voladores) a hacer el vuelo nupcial (única ocasión en que hembras y machos utilizan sus alas), quedando en los nidos sólo las obreras (asexuadas y sin alas). En este “vuelo nupcial” cada hembra se aparea con algunos machos del enjambre.

En una colonia grande se producen de 200 a 400 individuos reproductores cada año (hembras y machos).

Estos insectos provocan serios daños ya que deterioran las estructuras de madera y los árboles. En las viviendas con techo de madera dejan residuos (aserrín) abajo de los mismos cuando escavan y limpian túneles; esta acción debilita el techo paulatinamente a lo largo de los años

Las hormigas carpinteras dejan muy pocos rastros y se esconden en lugares casi inaxesibles esto hace que sea difícil para que usted pueda utilizar productos químicos u otros productos de venta libre para conseguir totalmente librarse de ellas. La mayoría de los propietarios no son conscientes del hecho de que la localización del nido es el factor más importante cuando se trata de la cuestión. Normalmente no es un proceso fácil de localizar el nido, pero todavía sigue siendo la única solución permanente de lidiar con las hormigas. Sólo hay una manera de lograr esto y es contratar a un profesional de control de plagas como Fumigadora Continente. Nuestros especialistas de servicio están capacitados en el arte de la observación y la localización de la fuente que es donde el tratamiento debe ser enfocado. Como dueño de casa, es importante saber que tenemos el equipo necesario y la habilidad para hacer frente a cualquier infestación sea grande o pequeña y las soluciones permanentes en cualquier caso que se le presente.