Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado por en May 8, 2014 | 0 comments

El cerebro minúsculo de las Abejas resuelve un problema matemático complejo

El cerebro minúsculo de las Abejas resuelve un problema matemático complejo

Las abejas encuentran la solución a un problema matemático complejo que mantiene los ordenadores ocupados durante días. 

Científicos del Reino Unido han descubierto que las abejas aprenden a volar la ruta más corta posible entre las flores incluso si descubren que las flores se encuentran en un orden diferente. Las abejas están resolviendo con eficacia el ‘Problema de los viajes de un vendedor’,  estos son los primeros animales que se descubren para hacer esto.

El viajante debe encontrar el camino más corto que le permita visitar todos los lugares en su ruta. Hay ordenadores que resuelven mediante la comparación de la longitud de todas las rutas posibles eligiendo la más corta. Sin embargo, las abejas resuelven sin ayuda de la computadora utilizando un cerebro del tamaño de semillas de césped.

El doctor Nigel Raine, de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Royal Holloway explica: “las abejas libando resuelven problemas que un vendedor viajando todos los días tal vez no pueda hacerlo en tan corto tiempo.  Ellas visitan las flores en múltiples ubicaciones y, porque las abejas utilizan mucha energía para volar, encuentran una vía mas corta que las mantiene con mayor energía “.

El equipo utilizó flores artificiales controladas por ordenador para comprobar si las abejas seguirían una ruta definida por el orden en que se descubrieron las flores o si iban a encontrar la ruta más corta. Después de explorar la ubicación de las flores, las abejas rápidamente aprendieron a volar la ruta más corta.

Además de mejorar nuestra comprensión de cómo las abejas se mueven alrededor del paisaje en polinización de los cultivos y flores silvestres, esta investigación, tiene otras aplicaciones. Nuestro estilo de vida se basa en redes como el tráfico en las carreteras, el flujo de información sobre las cadenas de suministro del dinero y de negocios. Mediante la comprensión de cómo las abejas pueden resolver su problema con un pequeño cerebro, podemos mejorar nuestra gestión de estas redes de todos los días sin necesidad de una gran cantidad de tiempo en la computadora.

Raine añade: “A pesar de sus diminutos cerebros las abejas son capaces de hazañas extraordinarias de comportamiento. Necesitamos entender cómo pueden resolver el problema del viajante sin ordenador ¿Qué atajos utilizan en su cerebro..?

468 ad