Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado por en Ene 18, 2015 | 0 comments

Encuentran nuevo serotipo de salmonela

Encuentran nuevo serotipo de salmonela

Marie Bugarel, profesor asistente de investigación en el Departamento de Ciencia Animal y Alimentos de la Universidad Tecnológica de Texas en la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Recursos Naturales, ha descubierto un nuevo serotipo de la bacteria salmonela. El nuevo serotipo fue confirmado por el Instituto Pasteur de París, el centro de referencia internacional para la salmonela.

Debido a convención exige un nuevo serotipo de llevar el nombre de la ciudad en la que se descubre, éste será llamado Salmonella Lubbock (oficialmente Salmonella enterica subsp. enterica Lubbock).

“Más importante que el nombre, sin embargo, es que este descubrimiento muestra que hay más que necesita ser descubierto acerca de la salmonela y cómo interactúa con las poblaciones de ganado“, dijo Guy Loneragan, profesor de la seguridad alimentaria y la salud pública que, junto con Kendra Nightingale, son los mentores de Bugarel en Texas Tech. “Con este entendimiento vendrá el conocimiento de cómo intervenir para romper el ciclo ecológico y reducir la salmonela en los animales y en carne de res, carne de cerdo y productos de pollo.

Bugarel, que llegó a Texas Tech con una amplia experiencia en la investigación de la salmonela, ha trabajado en el desarrollo de nuevas herramientas para la detección de salmonela, nuevos enfoques para diferenciar los serotipos y maneras de entender la biología de la salmonela.

Su trabajo ha dado lugar a una solicitud de patente que ha sido autorizada a una empresa de investigación de ciencias biológicas de alta tecnología. Su invención significa que ahora es posible detectar y distinguir cepas específicas de Salmonella por la orientación de una combinación específica de ADN simultáneamente. Esto permitirá la detección temprana en los alimentos a la vez que identificar si pertenece a una cepa altamente patógena.

En su investigación de Salmonella Lubbock, el impulso fue reducir la salmonela en los alimentos y mejorar la salud pública. Se concentró en el suministro de soluciones para el control de la salmonela en la población de ganado, lo que llevó a una mejor comprensión de la estructura biológica de la salmonela en sí, incluyendo su composición genética. A través de este enfoque, Bugarel descubrió la nueva cepa nunca antes se ha descrito.

La manera estándar llevada a cabo para distinguir una cepa de Salmonella de otro se llama serotipificación y se basa en las moléculas en la superficie de la bacteria. Cada serotipo tiene su propio patrón de moléculas, llamadas antígenos, y la colección de moléculas proporciona un aspecto molecular único. Estos antígenos interactúan con ciertos anticuerpos que se encuentran en el suero preparado específicamente, proporcionando así el serotipo. Es similar a cómo se realiza la tipificación de la sangre.

“Este descubrimiento refuerza mi impresión de que la flora microbiana presente en el ganado en los Estados Unidos alberga una singularidad, que es una justificación adicional de la investigación que estamos realizando en el Centro Internacional para la Industria de Alimentos Excelencia (ICFIE) laboratorios en Texas Tech,” Bugarel dijo.” Se llevará a cabo una investigación adicional para describir mejor las características de esta flora bacteriana atípica y, más concretamente, del serotipo Lubbock.”

Con este descubrimiento, Loneragan cree que entre el 20 y el 30 por ciento de las dos cepas actuales, Salmonella Montevideo y Salmonella Mbandaka, será reclasificado como Salmonella Lubbock. El algoritmo utilizado en la serotipificación tiene algunos puntos de parada, pero Bugarel descubrió la necesidad de dar un paso más para obtener el nombre de la cepa correcta. Por lo tanto algunas de esas cepas denominadas Montevideo y Mbandaka son ahora Salmonella Lubbock.

Algunas de las cepas de Salmonella Lubbock entran en la categoría de patrones de serotipos que son más resistentes en general a muchas familias de antibióticos, este es el fomento de la necesidad de más investigación sobre el tema. La susceptibilidad humana a las cepas Lubbock sigue siendo desconocido.

“Vamos a seguir para desarrollar métodos para detectar, identificar y controlar la presencia de microorganismos patógenos en los productos alimenticios con el fin de mejorar la seguridad alimentaria y la salud pública”, dijo Bugarel.

468 ad