Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado en jun 2, 2013 en categoría Notas

Insectos perjudiciales y beneficiosos

Insectos perjudiciales y beneficiosos

Los insectos se relacionan a la salud humana. Existen especies que resultan perjudiciales, como es el caso de los mosquitos, cucarachas, moscas, jejenes, piojos, chinches y moscas. Otros representantes de este grupo animal han demostrado su utilidad para el hombre, por ejemplo las abejas. Existen diferentes métodos para el control de los insectos dañinos pero la alternativa más eficaz es la eliminación preventiva de las condiciones que permiten el desarrollo de estas especies.

Los artrópodos y los entomólogos
Los insectos y el hombre
Insectos dañinos
Cómo defenderse
Insectos útiles

Los artrópodos y los entomólogos

Los insectos forman parte del grupo de animales más antiguo, y también el más diverso y numeroso desde que apareció la vida en el planeta: los artrópodos. Por lo mismo, antes de comenzar a hablar de los insectos, creemos conveniente comentar algunos de los rasgos más importantes de este grupo. Los artrópodos, cuyo nombre significa ‘de patas articuladas’ (del griego arthron: ‘articular’ y podos: ‘pie’), aparecieron en los mares hace más de 500 millones de años y desde entonces ha sido, en cuanto al número de especies, el grupo dominante sobre la Tierra. Fueron, además, los primeros animales que pasaron del ambiente acuático al terrestre; incursionaron tierra adentro y se adaptaron a todos los hábitat de este medio.

El estudio de los insectos es abordado por la entomología, rama de las ciencias biológicas. Etimológicamente, la palabra entomología proviene de entomon: ‘insecto’ y logos: ‘estudio, tratado o acción’, por lo que significa: ‘estudio de los insectos’. El término insecto, viene a su vez del término latino insectum, que significa cortado en, lo que describe con gran acierto a estos animales ya que su cuerpo está definido, en segmentos generalmente bien diferenciados. Los insectos, también llamados hexápodos (que tienen seis patas), constituyen uno de los grupos de artrópodos más importante y diversificado de todo el reino animal. Existen numerosas formas, estructuras y adaptaciones de insectos que derivan de su elevado número. Han conseguido poblar ampliamente los medios acuáticos y terrestres, y los hay herbívoros, carnívoros y parásitos. En muchos de ellos, los colores tienen funciones miméticas y de autodefensa; en otros se despliegan muy llamativamente para captar la atención de los machos y suelen tener sabor desagradable para sus posibles depredadores. Las bellas y llamativas mariposas han desarrollado también un método de autodefensa, mostrando en las alas dibujos de grandes y falsos ojos que espantan a sus potenciales enemigos.

Los insectos y el hombre

Los insectos están muy vinculados a la salud humana. Se conocen numerosos ejemplos de especies que se relacionan con la transmisión de enfermedades. Por diversos motivos, el hombre conoce muy bien a los insectos. Las mariposas, y escarabajos, entre otros, llaman la atención por su relativo gran tamaño, sus vivos y llamativos colores y porque son los únicos invertebrados capaces de volar gracias a que tienen uno o dos pares de alas.

Otros insectos, como los mosquitos, moscas, jejenes, pulgas, piojos, chinches y cucarachas, tienen que ser soportados frecuentemente por los seres humanos como plagas muy molestas que, además, pueden ocasionar daños más o menos serios a su salud, no sólo por las toxinas que inyectan al alimentarse de los humanos, sino por los gérmenes patógenos que suelen transmitir y que son causa de numerosas y graves enfermedades.

Insectos dañinos

Entre los insectos considerados dañinos para el hombre podemos observar dos grupos. Uno que no interactúa directamente con el hombre, no lo pican, pero su presencia está asociada a la falta de higiene y las posibilidades de contraer enfermedades al ingerir alimentos en donde han estado presentes, siendo este el caso de moscas y cucarachasTales insectos son responsables de numerosos padecimientos gastrointestinales y de la propagación de enfermedades infecciosas. La mosca es un ser de hábitos particularmente apropiados para la transmisión mecánica de enfermedades. Se la considera responsables de la transmisión de al menos 20 enfermedades graves, como la fiebre tifoidea e infecciones intestinales producidas por microorganismos del tipo Salmonela. La diarrea infantil y otras afecciones digestivas del lactante experimentan un aumento extraordinario en los meses de calor, coincidentes con el gran número de moscas que invaden los hogares. Su combate radica fundamentalmente en medidas de saneamiento preventivo, que impidan su acceso a medios donde se alimenta o reproduce (basurales, leterinas, estiércol, etc.), complementadas con el uso de plaguicidas.

Las cucarachas viven en lugares donde existe calor, humedad y alimento, como cocinas, despensas, bodegas de alimentos y sitios donde se acumula basura. Pueden transportar agentes patógenos como bacterias, quistes y huevos de parásitos, sobre la superficie de su cuerpo o por su tubo digestivo, eliminándolos a través del vómito o la defecación. Su control se basa en un buen conocimiento de su biología y hábitos, siendo de primera importancia el aseo y limpieza general, la disposición de basuras en recipientes tapados, etc.

Un segundo grupo está compuesto por mosquitos, piojos, pulgas, chinches, tábanos, jejenes, hormigas y abejas. Si pican al hombre lo que, además del escozor, produce reacciones alérgicas y la incomodidad provocada es la vía mediante la cual pueden transmitir enfermedades de diversos tipos.

Las picaduras de abejas, avispas, y hormigas generalmente causan una reacción inmediata y dolorosa en la piel. La reacción alérgica a la picadura de abeja ocurre cuando la persona se sensibiliza al veneno por una picadura previa. Por lo general, el veneno de la abeja no es tóxico y sólo causa dolor local e hinchazón. En el caso de las hormigas (¿alguna vez no se ha parado encima de un hormiguero de hormigas bravas?) el dolor se debe a la inyección de ácido fórmico en el momento de la picada. Por suerte la dosis es muy pequeña y la situación no pasa del ardor que sentimos. No obstante, hay personas en que las picaduras de las hormigas provocan igualmente reacciones alérgicas.

Es más probable que las picaduras de mosquitos, pulgas, piojos, y chinches causen picazón antes que dolor. En la mayoría de los casos, las mordeduras y picaduras pueden ser tratadas en casa fácilmente; no obstante, algunas personas tienen reacciones alérgicas severas. Los síntomas que no implican una urgencia varían de acuerdo con el tipo de insecto y la persona. La mayoría de las personas experimentan dolor localizado, enrojecimiento, hinchazón o picazón. También se puede experimentar una sensación de ardor, entumecimiento u hormigueo.

Las pulgas son insectos que carecen de alas, chupan sangre y se alimentan de perros, gatos, seres humanos y otras especies. Las pulgas prefieren ser huéspedes de los gatos y perros, pero en la ausencia de ellos utilizan a los humanos u otros animales disponibles como huésped. Los dueños de las mascotas no se preocupan por las pulgas hasta que su mascota se aleja durante un largo período de tiempo y las pulgas, en ausencia de su normal anfitrión, comienzan a picar a los dueños. Las picaduras con frecuencia ocurren alrededor de la cintura, tobillos, axilas y en la parte posterior de codos y rodillas provocando pequeñas ronchas que pueden ocasionar prurito y sangramientos.

Los piojos son pequeños insectos parasitarios que pueden propagarse a través del contacto íntimo con otras personas. Hay tres tipos de piojos: piojos de la cabeza, piojos del cuerpo y piojos púbicos. Los piojos del cuerpo pueden alcanzar los 2 a 3 mm de largo, mientras que los piojos púbicos son mucho más pequeños. Estos se alimentan de sangre humana y depositan sus huevos y materia fecal sobre la piel (también pueden depositar sus huevos en la ropa). La infestación de piojos en el cuerpo ocasiona una intensa picazón. Cuando los piojos del cuerpo no se están alimentando de sangre, están alojados en los pliegues y costuras de la ropa; por lo tanto, este tipo de piojo se transmite a través del contacto con ropa infectada y ropa de cama, así como con el contacto directo con una persona infectada.

Las chinches domésticas se alimentan de sangre, principalmente de sangre humana, al penetrar la piel con su pico alargado. Las chinches no transmiten enfermedades, pero sus picaduras pueden causar ronchas incoloras junto con una sensación de ardor y picazón o comezón.

La Leishmania es un género de protozoarios diminutos, cuyo ciclo de vida parasitaria incluye al jején o flebótomo y a un huésped apropiado como el hombre, entre otros. La infección por Leishmania puede ocasionar una enfermedad en la piel llamada leishmaniasis cutánea que afecta las membranas mucosas de muchas maneras. Se presenta, con más frecuencia, en forma de úlceras y puede ocasionar lesiones cutáneas similares a las producidas por otras enfermedades como la tuberculosis cutánea, la sífilisy la lepra. La Leishmania puede también ocasionar enfermedad sistémica o leishmaniasis visceral con complicaciones mortales.

Los mosquitos, por ejemplo, trasmiten la fiebre amarilla, dengue y malaria entre las más conocidas. Los tábanos, familia de las moscas, pican al hombre y pueden trasmitir igualmente enfermedades, aunque no es lo común.

Cómo defenderse

Se conocen diferentes formas de combatir a los insectos perjudiciales a la salud humana. La más extendida es la utilización de insecticidas. Existen incontables formulaciones químicas para combatir a los insectos perjudiciales, unas más efectivas que otras, se conoce de algunas que pueden originar reacciones desagradables en las personas y en cualquier caso deben estar lejos del alcance de los niños.

Hay métodos tradicionales que van desde la utilización del humo, inciensos especiales, partes de plantas como hojas, flores y ramas que son aplicadas para alejar o evitar el acercamiento de los insectos mencionados. Hay otros métodos que involucran acciones más sofisticadas; consistentes en equipos que, mediante la generación de frecuencias específicas, logran atraer a la especie para la cual fue diseñada la tecnología, al llegar a las inmediaciones del emisor el insecto es aniquilado por una descarga eléctrica.

Otros adelantos involucran los conocimientos de la bioquímica de la comunicación entre los insectos. En la vida natural, hembras y machos se reconocen a través de sustancias conocidas como feromonas. La distancia a la cual puede ser detectada la feromona de una hembra por un macho es variable y depende del tipo de insecto, pero la posibilidad de localización es segura en todos los casos. Resulta entonces que los equipos construidos para tales efectos logran reproducir la señal bioquímica de las feromonas, esta señal atrae a los machos y al llegar al dispositivo apropiado encuentran que quien los espera es nuevamente una fatal descarga eléctrica. Aunque aquí solo salen perdiendo los machos, las hembras no tendrán con quien reproducirse y por lo tanto el tamaño de la población se reducirá, disminuyendo sus posibilidades de molestar a las personas.

De todas formas, la mejor manera de combatir a los insectos perjudiciales es la higiene y la eliminación de las condiciones que puedan propiciar el desarrollo de estos artrópodos.

Insectos útiles

No todos los insectos son dañinos para el hombre, hay muchos beneficiosos, como las abejas productoras de miel, o el gusano de seda, que es la larva de una mariposa secretora de la delicada sustancia con la que se manufacturan finas telas de gran valor comercial. Los anteriores son los más conocidos, pero recientemente y no se asombre, comienzan a estudiarse particularidades de diferentes insectos con el fin de obtener nuevos beneficios para el hombre.

Por ejemplo, actualmente se estudia la posibilidad de obtener sustancias anti-microbianas de las moscas, ¡si! de las moscas. Tal idea proviene de la observación no desacertada de que la mosca común, esa que en ocasiones no nos deja descansar tranquilos, a pesar de posarse en sitios contaminados no contrae enfermedad alguna. Los especialistas creen que las moscas deben ser portadoras de una o más sustancias que evitan el desarrollo de microorganismos tales como bacterias y hongos, que normalmente se hallan en los sitios preferidos por estos insectos. Así que vaya pensando que un día puede que usted llegue ante su médico de la familia y este le recete un antibiótico obtenido a partir de moscas, ¿qué le parece?

Es conocido también que algunos insectos han servido de alimentos a determinados pueblos como es el caso de los grillos para los chinos. Pues bien, en la actualidad se valora muy seriamente que diferentes tipos de insectos podrían ser utilizados como alimento. Las propiedades y virtudes de los insectos como ingrediente culinario son objeto de diferentes estudios y, por ejemplo, existen reportes confiables de que en el mundo se consumen más de 1000 especies de insectos (termitas, orugas, saltamontes, moscas, arañas y gorgojos) y que son mejores fuentes de proteínas que el pollo, el cerdo, el cordero y la vaca, y tienen menos grasa y colesterol. Por supuesto que no todos los insectos clasifican como candidatos para un gran banquete, pero de que los hay, los hay.

Salud no es solo no estar enfermo o prevenir enfermedades, es también rodearse y vivir en un medio ambiente sano, el que no se construye con la única participación de especialistas si no que requiere de todos en forma consciente. Un medio ambiente sano implica necesariamente la conservación de la Biodiversidad, a ella pertenecen también los insectos, dañinos o no y por ello cualquier medida para eliminar o controlar a las especies perjudiciales debe tener esto muy presente.

Compartir
  • more Insectos perjudiciales y beneficiosos