Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado por en Jul 16, 2013 |

La Hormiga Faraón

La Hormiga Faraón

Nombre común: Hormiga Faraón

Nombre científico: pharaonis Monomorium (Linnaeus) (Insecta: Hymenoptera: Formicidae)

Introducción – Distribución – Descripción – Biología y hábitos de anidación– Importancia Económica – Estudio y Detección  – Tratamiento o medidas de Control – Referencias seleccionadas

Introducción

La hormiga, Monomorium pharaonis (Linnaeus), se conoce comúnmente como la hormiga faraón. El nombre posiblemente proviene de la tradición errónea de que era una de las plagas de Egipto antiguo (Peacock et al. 1950). Esta hormiga se distribuye en todo el mundo, es una de las hormigas más comunes de la casa, y lleva el dudoso honor de ser la más difícil de controlar dentro de las hormigas del hogar hormigas hogar.

Distribución

Monomorium pharaonis (Linnaeus) se ha esparcido debido al comercio por todas las regiones habitadas de la tierra (Wheeler 1910). Esta hormiga, es probablemente originaria de África, no anida al aire libre, excepto en lugares cálidos, en latitudes al sur  ha sido capaz de adaptarse a las condiciones a pesar de que los climas son más fríos, estableciendose en el interior de los edificios y aprovechando su calefacción.

Descripción

Las obreras de Monomorium pharaonis (L.), son monomórficas, pueden variar ligeramente en longitud siendo de aproximadamente 1,5 a 2 mm de largo (Haack y Granovsky 1990). Las antenas tienen 12 segmentos, con 3 segmentos de clava antenal. El ojo es comparativamente pequeño, con aproximadamente seis a ocho omatidios a través del mayor diámetro. El protórax tiene hombros subangulares, y el tórax tiene una impresión mesoepinotal bien definido. Pelos erectos son escasos en el cuerpo. La cabeza, el tórax, el pecíolo y postpetiole (el pecíolo, o el pecíolo y postpetiole, en las hormigas también se llama el pedicelo) es denso. El clípeo, el Gaster, y mandíbulas son brillantes. Las gamas de colores del cuerpo de color marrón amarillento o ligeramente a rojo (Smith 1965), con el abdomen más oscuro a menudo negruzco (Smith y Whitman 1992). Un aguijón está presente, pero rara vez se expuesto (Haack y Granovsky 1990).

Biología y hábitos de anidación

La colonia de hormigas faraón se compone de reinas, los machos, las obreras, y las etapas inmaduras (huevos, larvas, pre-pupas y pupas). Dentro de una misma colonia pueden existir varias reinas esto esconocido como colonias poligínicas. Anidación ocurre en (80 a 86 ° F), (80%) las zonas cálidas y húmedas de difícil acceso cerca de fuentes de alimentos y / o agua, como en los huecos de las paredes. El tamaño de la colonia tiende a ser grande, pero puede variar de unas pocas docenas a varios miles o incluso varios cientos de miles de individuos. Aproximadamente se requieren 38 días para el desarrollo de las obreras desde huevo hasta adulto.

El apareamiento tiene lugar en el nido. Los machos y las reinas suelen tardar 42 días para el desarrollo de huevo a adulto. Los machos son del mismo tamaño que las obreras (2 mm), son de color negro. Los machos no suelen encontrarse en la colonia. Las reinas son de unos 4 mm de largo y son de color un poco más oscuro que las obreras.  La reina puede producir 400 o más huevos en lotes de 10 a 12 (Peacock et al. 1950). Las reinas pueden vivir cuatro a 12 meses, mientras que los machos mueren dentro de los tres a cinco semanas después del apareamiento (Smith y Whitman 1992).

Parte del éxito y persistencia de esta hormiga se refiere indudablemente a los hábitos en conjunto o a la separación de las colonias. Numerosas colonias hijas se producen a partir de la colonia madre cuando una reina y unas pocas obreras se desprenden y establecen una nueva colonia. Incluso en ausencia de una reina, las obreras pueden desarrollar una reina desde la cría que es transportada de la colonia madre. En las grandes colonias puede haber hasta varios cientos de hembras reproductoras (Smith y Whitman 1992).

Importancia Económica

La hormiga faraón es una plaga importante en la Argentina y otras partes del mundo. Esta hormiga tiene la capacidad para sobrevivir a los tratamientos de control de plagas domésticas más convencionales y para establecer colonias a lo largo de un edificio. Más que por los alimentos que consume o botín, esta hormiga es considerada una plaga seria simplemente debido a su capacidad de “hacer las cosas.” Las hormigas faraón se informa, incluso han penetrado la seguridad de los laboratorios de ADN, pudiendo llegar a estropear muestras importantes.

En algunas áreas, esta hormiga se ha convertido en una plaga importante de panaderías comercios, fábricas, edificios de oficinas, viviendas y hospitales y otras áreas donde se manipulen alimentos. Las infestaciones en los hospitales se han convertido en un problema crónico en Europa (Erodes et al. 1977) y los Estados Unidos. En Texas, Wilson y Booth (1981) reportaron una extensa infestación en todo un centro médico de siete pisos. En los hospitales de hormigas infectadas, las víctimas de quemaduras y los recién nacidos son sometidos a un mayor riesgo debido a que la hormiga faraón puede transmitir más de una docena de agentes patógenos tales  como  Salmonella spp., Staphylococcus spp., y Streptococcus spp.(Beatson 1977, Haack y Granovsky 1990, Smith y Whitman 1992). seha observado que las hormigas faraón buscan la humedad de la boca de las mamaderas de bebés para dormir y de las botellas en uso.

Esta hormiga infesta casi todas las áreas de un edificio en el que se dispone de alimentos e infesta muchas áreas donde el alimento no se encuentra comúnmente. Las hormigas faraón tienen una amplia preferencia en los tipos de alimentos consumidos. En las zonas infestadas, si los alimentos dulces, grasos o aceitosos se dejan sin tapar durante un corto período de tiempo, se puede probablemente encontrar un rastro de hormigas faraón en la comida. Como consecuencia, son la causa de mucha comida  desechada debido a la contaminación. Hay propietarios que terminan vendiendo su vivienda a causa de los estragos de esta plaga (Smith 1965), por eso cuando Ud. no pueda solucionar estos problemas es muy acertado llamar a una empresa dedeicada especialmente al control de plagas como Fumigadora Continente, hágalo antes de que el problema se agudice que siempre el tratamiento será mas económico y sus pérdidas menores.

Estudio y Detección

Las hormigas obreras a menudo se pueden observar en sus senderos de alimentación, a menudo utilizando cableado o tuberías de agua caliente para viajar a través de paredes y entre plantas. Una vez que la hormiga obrera ha localizado una fuente de alimento, se establece un rastro químico de los alimentos al nido (Haack y Granovsky 1990). Estas hormigas son atraídas a los alimentos dulces y grasos, que se pueden usar para determinar su presencia. Las hormigas faraón anidan en los lugares más extraños, como entre las hojas de papelería, capas de ropa de cama y la ropa, en los electrodomésticos, o incluso montones de basura (Ebeling 1978).

Las hormigas faraón se pueden confundir con varias especies de hormigas pequeñas.

Tratamiento o medidas de Control

El control de las hormigas faraón es difícil, debido a su anidación en áreas inaccesibles. El tratamiento debe ser minucioso y completo en todos los sitios de anidación, así como la zona de alimentación. Por lo tanto, el tratamiento debe incluir paredes, techos, pisos con cámaras, zócalos y tomacorrientes eléctricos. Los cebos son ahora el método preferido de control contra la hormigas faraón y varios cebos (insecticidas) son preparados para el control de hormigas en interiores. Una infestación de hormigas Faraón de un edificio multifamiliar requiere tratamiento de todo el edificio para controlar la infestación. Las hormigas que anidan en el exterior pueden ser controladas utilizando también un tratamiento de barrera perimetral.

Los cebos no se pueden colocar en cualquier lugar y esperar que funcionen. Descubrir sus caminos y sus recursos de alimento y agua es importante para la colocación adecuada de los cebos y el control efectivo. Como resultado, la actividad de las hormigas disminuirá brevemente hasta que las nuevas colonias se reestablecan a sí mismas, a continuación, vuelve a ser un problema, ya que las recolectoras reanudan la actividad, estos cebos comprados en puntos donde se venden fácilmente no son los mismos que puede utilizar un controlador profesional de plagas.

Además, los reguladores de crecimiento de insectos (IGR) se comercializan para el control interior de las hormigas faraón. El IGR se utiliza como un cebo, y las hormigas deben transportar el cebo de vuelta a sus nidos. El IGR previene la producción de hormigas obreras y esteriliza la reina. Por lo tanto, es necesario pero no solucionará su problema hasta varias semanas o meses (dependiendo del tamaño de las colonias o el número de colonias).

Bibliografía seleccionada

  • Beatson SH. 1972. Pharaoh ants as pathogen vectors in hospitals. Lancet 1: 425-427.
  • Bosik JJ. 1997. Common Names of Insects and Related Organisms. Entomological Society of America, Lanham, MD.
  • Creighton WS. 1950. The ants of North America. Bulletin of the Museum of Comparative Zoology 104: 1-585.
  • Ebeling W. (1978). Urban Entomology. Agricultural Sciences Publications, University of California, Berkeley, CA.
  • Smith EH, Whitman RC. 1992. Field Guide to Structural Pests. National Pest Management Association, Dunn Loring, VA.
  • Erdos MD, Koncz A. 1977. Experience in the control of Pharaoh’s ants in Hungary. International Pest Control 19: 12-13.
  • Fasulo TR. (2002). Cockroaches and Pest Ants. Bug Tutorials. University of Florida/IFAS. CD-ROM. SW 157.
  • Haack KD, Granovsky TA. (1990). Ants. In Handbook of Pest Control. Story K, Moreland D (editors). Franzak & Foster Co., Cleveland, OH. pp. 415-479.
  • Klotz J, Williams D, Reid B, Vail K, Koehler P. (September 2000). Ant trails: a key to management with baits. EDIS. http://edis.ifas.ufl.edu/IG123 (29 May 2003).
  • Lyon WF. (Unknown). Pharaoh ant. Factsheethttp://ohioline.osu.edu/hyg-fact/2000/2136.html (29 May 2003).
468 ad