Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu
Limpieza y desinfección de tanques incluyendo interior y exterior

Limpieza y desinfección de tanques incluyendo interior y exterior

Limpieza, desinfección de depósitos de agua potable

Para realizar la limpieza y desinfección de los tanques o depósitos de agua potable de consumo humano hay que ajustarse, en el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la Ordenanza 45593, por la que se establecen los criterios de la calidad del agua de consumo humano, que tiene por objeto establecer los criterios sanitarios que deben cumplir las aguas de consumo humano y las instalaciones que permiten su suministro desde la captación hasta el grifo del consumidor y el control de éstas, garantizando su salubridad, calidad, limpieza y desinfección, con el fin de proteger la salud de las personas de los efectos adversos derivados de cualquier tipo de contaminación de las aguas almacenadas.

Los responsables del cumplimiento de lo dispuesto en esta Ordenanza son empresas totalmente controladas por la Secretaría de Medio Ambiente y que deben de contar con un número de registro de actividades otorgado por la misma, en el caso de nuestra empresa contamos con el Registro de Actividades número 080.

El ciclo de la desinfección establecido en la Ordenanza 45593 es una vez cada 6 meses, y además de la desinfección del agua también deben controlarse el estado estructural de los tanques contenedores y el perfecto cierre hermético y estado de las tapas, válvulas de desagote, esclusas, ventilaciones, automáticos y demás elementos inherentes que participan de una correcta estanqueidad y seguridad para el agua de consumo humano. Aunque el agua corra y parezca transparente, puede contener microbios patógenos que no sean visibles sin un microscopio. Si no se la protege y somete a tratamiento eficaz, se expone a la comunidad a trastornos intestinales y otro tipo de enfermedades infecciosas, es decir, a microbios que causan diarrea, disentería, cólera, etc. Para proteger a las personas y las comunidades contra estas enfermedades, se recomienda la desinfección continua del agua. Por ello deben asegurarse de que su agua sea desinfectada tanto en el ámbito industrial, comunitario o doméstico. Lo crucial en la desinfección, es que debe ser un proceso continuo. No se puede desinfectar el agua una sola vez y pensar que va a permanecer en dichas condiciones para siempre.

Al no cumplir con las normas establecidas se corren riesgos innecesarios de contraer algunas de las siguientes enfermedades transmitidas por el agua en contaminación o en incubación de distintos patógenos: Anemia, Anquilostomiasis, Arsenicosis, Ascariasis, Botulismo, Campilobacteriosis, Colera, Criptosporiodiosis, Toxinas cianobacteriales, Dengue, Diarrea, Dracunculiasis, Fluorosis, Giardiasis, Hepatitis, Anquilostomiasis, Encefalitis japonesa, Contaminacion del plomo, Legionelosis, Leptospirosis, Filariasis linfática, Malaria, Malnutrición, Metahemoglobinemia, Oncocercosis, Polio, Tinea, Escabiosis, Esquistomiasis, Tracoma, Trichuriasis, Tifoidea.

Una vez realizada la limpieza y desinfección de sus tanques, nuestra empresa le entregará los protocolos de los análisis de aguas bacteriológico o físico-quimico y un informe técnico del estado general de los tanques.

Link a la Ordenanza 45593