Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado por en May 17, 2014 | 0 comments

Oruga venenosa está causando muertes en Argentina

Oruga venenosa está causando muertes en Argentina

Esta oruga es una inserción llegada desde Brasil y en Argentina no contamos con el antídoto contra su peligroso veneno.

En una nota el jefe del Programa Animales Venenosos de Salud Pública, Roberto Stetson, nos informó que, por lo menos de su parte, había fracasado la gestión realizada ante Brasil.

Mientras en Misiones un joven , de 22 años, espera en terapia que le suministren el antídoto, está internado en terapia intensiva en el hospital Samic de Puerto Iguazú debido a que tomó contacto con esta oruga venenosa que es conocida como taturana, de nombre científico Lonomia obliqua.

Si bien la presencia de esta oruga venenosa estaba circunscripta al sector Norte de Misiones y al límite de esta zona con Brasil, el caso producido en Santa Ana, que se encuentra a sólo 40 kilómetros al noreste de Posadas, nos está confirmando que esta peligrosa oruga venenosa está ampliando su territorio y con ello se incrementa la posibilidad de futuros accidentes.

En las siguientes imágenes mostramos los signos de algunas picaduras de esta oruga venenosa.

Oruga Venenosa Picadura

Reproducimos los relatos de algunas otras muertes que han sido causadas por esta oruga venenosa:

Se describe el caso de una mujer de 70 años, previamente sana, que desarrolló una diátesis hemorrágica severa, poco después de tocar una oruga Lonomia obliqua y finalmente murió a causa de las múltiples hemorragias intracerebrales. Las hemorragias cerebrales son la principal causa de muerte en los pacientes envenenados por la especie Lonomia.

En los últimos cinco años, se reportaron varios casos, incluyendo fallecimientos, en Río Grande do Sul y Santa Catarina que los atribuyen a la oruga Lonomia obliqua  (Saturnídeo), cuyas espinas venenosas en contacto con la piel humana puede causar manchas oscuras, así como una hemorragia interna y externa (síndrome hemorrágico), con posibles complicaciones mortales.

La oruga Lonomia oblicua, o simplemente “taturana“, como se le conoce en Misiones (marandová, mandorová, mondrová, arrugas, oruga, hay otros nombres que se utilizan por ejemplo en el sur de Brasil), la primer etapa del ciclo de vida es una polilla de un color gris (hembras) o amarillo-naranja (macho), ambos con una raya transversal en las alas. Ellas viven en promedio 15 días en la edad adulta como polilla, aparece con mayor frecuencia en los meses de verano (noviembre a marzo), después del apareamiento, ponen los huevos. Después de aproximadamente 10 días después de poner huevos en las hojas y troncos de árboles como la palta, durazno, guanábana, pera y otros árboles frutales, los huevos se rompen y emergen las orugas (período larval) para empezar a alimentarse de la noche a la mañana de la planta huésped.

La preferencia por los árboles frutales provoca la mayor frecuencia de accidentes que es mayor en los huertos.

En el período de larvas de alrededor de 3 meses, en el aumento de tamaño las orugas cambian la piel varias veces, alcanzando hasta 8 cm de longitud. Viven en grupos y pueden ser vistas durante el día en los troncos de los árboles, en la que se producen los accidentes.

Después de la última muda (muda), las orugas entran en la etapa de pupa o crisálida – su capullo se verá bajo las hojas caídas y restos vegetales en el suelo de la base de los árboles. Después de este período de pupa, que puede durar alrededor de 3 meses, se convierten en lo que serán los futuros adultos alados: polillas hembras y machos. A raíz de la aparición de polillas adultas, el apareamiento se produce y, posteriormente, las posturas, completando el ciclo de vida.

Las orugas tienen en general una coloración muy variada, con combinaciones de colores que fascinan por su belleza, atrayendo con mucha facilidad especialmente a los niños. El accidente es causado por la introducción de líquido en la piel a través de espinas. Estas espinas (setas) son estructuras de punta aguda y frágil que toman contacto con las partes descubiertas del cuerpo, liberando el líquido. La gravedad se corresponde con el número de espinas implicados en el accidente (Fumigadora Continente) .

En el caso de saturnídeos esta glándula se encuentra cerca de la punta de la espina, haciendose pedazos al contacto con la piel y liberando el líquido.

Estas espinas pueden ser distribuidas a lo largo del cuerpo de la oruga en algunas especies, o se ocultan bajo el pelo largo y sedoso en otras, o incluso unidas a los tubérculos que sobresalen de la piel de la formación de varios “pinos” pequeños verdosos (llamado scoli) alrededor de la oruga.

QUÉ HACER – PRIMEROS AUXILIOS

Busque atención médica de inmediato.

Lave bien el lugar con agua corriente. 

 Hacer compresa fría con agua o hielo.

 Mantener la víctima tranquila puede ofrecer agua o té para beber.

Mueva a la víctima rápidamente al centro médico más cercano, llevando al insecto si lo encontrara, si es posible, incluso muerto, para facilitar el diagnóstico.

Para agarrar la oruga hágalo siempre con guantes y nunca se le ocurra tocar con su mano la oruga.

Recuerde: Ningún remedio casero reemplaza al suero anti venenoso.

468 ad