inicioboton-menu-laempresaboton-menu-plagasboton-menu-avesboton-menu-tanquesboton-menu-preciosboton-menu-contactenos

Insectos frecuentes

 
Roedores aves y otros

 
Mas plagas en plantas
 
Infecciones del agua


 

Empleo en Argentina

 

 

 

 

 



Musgo

Reproducción

La reproducción de los musgos se realiza en un ciclo de alternancia de generaciones: sexual (por gametos) y asexual (por esporas en la cápsula del esporofito).
• los órganos sexuales aparecen agrupados en el extremo de los caulidios o en cortas ramas laterales
• aparecen rodeados de filidios formando involucros, filidios periqueciales
• pueden ser hermafroditas, monoicos o dioicos
• a menudo aparecen pelos jugosos o paráfisis pluricelulares terminados en células esféricas
• anteridios y arquegonios aparecen apendiculados
• los anterozoides son atraidos quimiotácticamente hacia el arquegonio
Desarrollo del esporófito
• el cigoto se divide transversalemte formando un embrión alargado
• en la célula apical del embrión se producen tabiques oblicuos formándose una célula apical cuneiforme dígona
• la célula apical sufre divisiones radiales formando cuatro cuadrantes, por divisiones periclinales se diferencia una capa de células externas (anfitecio) y otra interna (endotecio)
• la capa externa del endotecio se convierte generalmente en el arquesporio que se dividie completamente en células madres de las esporas (esporocitos)
• las células internas del endotecio no intervienen en la formación del arquesporio (diferencia con hepáticas), sino que forman un cordón de tejido estéril, la columela
• la columela se encuentra rodeada por el saco esporógeno, que funciona como tejido conductor de nutrientes
• la parte inferior del embrión, el haustorio, está fijada al tejido gametofítico
• el esporófito joven está protegido por una envoltura (embrioteca) formada por el vientre del arquegonio, por los tejidos del pie del mismo o incluso por tejidos del caulidio
• la embrioteca al final se desgarra con el crecimiento del esporófito, la parte superior constituirá la caliptra, la parte inferior constituye la vagínula
• la cápsula madura forma estructuras especiales es esporas en disposición anular y que ayudan a la dispersión de la
• en algunos musgos pueden aparecer tejidos conductores, los hidroides, células alargadas y muertas, con paredes longitudinales engrosadas y las transversales inclinadas, no hay lingificación (traqueidas de plantas vasculares)
• pueden aparecer células conductoras de nutrientes, leptoides, parecidos a los elementos cribosos, las paredes laterales a menudo están engrosadas y atravesadas por poros cribosos con plasmodesmos, con núcelo y plastos
• los hidroides aparecen por el centro y los leptoides externamente en el cordon central
• estereidas, células vivas, alargadas, situadas junto a los hidroides, con paredes engrosadas, sirven para dar resistencia mecánica (similar al colénquima)
• células parenquimáticas, junto a los leptoides, carecen de poros cribosos
• algunos cordones son más simples
• los cordones de rastros foliares aparecen unidos al cordon central se prolongan en los filidios
• el haustorio del pie del esporófito puede conectar hasta el cordon central del gametófito, comunicando su hidroides
Reproducción asexual
• los musgos poseen un gran poder de regeneración
• caulidios y filidios pueden originar nuevos gametófitos, directamente o pasando por la fase de protonema
• pueden aparecer propágulos en las axilas foliares y en los ápices del tallo

Su hábitat

bLos briofitos habitan todos los continentes; los hay árticos y antárticos, ecuatoriales y propios de las zonas templadas, desérticos y acuáticos, rupícolas y corticícolas, terrícolas y fimícolas. A pesar de no ser nunca parásitos, los briofitos pueden resultar perjudiciales tanto para las plantas herbáceas, cuando recubren, por ejemplo, con una densa maraña el terreno de los prados, como para los árboles, cuando recubren las lenticelas de la corteza, obstaculizando el intercambio de aire y humedad.

Al adaptarse fácilmente, los briofitos conquistan, con las algas microscópicas y los líquenes, paredes internas de tanques de agua, rocas altoalpinas, desiertos, dunas, terrenos morrénicos móviles, arenales, cortezas, e incluso paredes artificiales. Viven también en condiciones de esterilidad en las grutas, incluso donde la luz esta reducida a una milésima parte de la luz exterior.

Cada tipo de roca y de suelo tiene sus musgos y sus hepáticas. Entre los musgos, existen los que prefieren las estalactitas y estalagmitas calcáreas, donde se incrustan (Eucladium verticillatum, Cratoneurum commutatum), reteniendo el carbonato de calcio y formando poco a poco masas esponjosas, sólidas y lapídeas (travertinos).

Entre los briofitos acuáticos, son importantes los esfagnos (especies del género Sphagnum), los clásicos habitantes de las turberas, a los que se debe, junto con asociaciones de plantas palustres, la formación de la turba. También son acuáticos algunos de los musgos que se ha hablado, como por ejemplo las especies del genero Fontinalis, flotantes pero arraigadas, o Thamnium lemani, que vive a 60 metros de profundidad en el lago de Ginebra, sobre la caliza errática. Tampoco allí faltan las hepáticas, entre las que existen algunas especies del género Riccia y Ricciella que nadan libremente sobre la superficie de los estanques. No existen briofitos marinos, a pesar de que algunos resisten bien la salinidad, viviendo sobre las dunas litorales.

De todos modos, el ambiente preferido por los briofitos es el bosque, donde con frecuencia dan lugar a asociaciones de notable interés biológico, sobretodo porque existe una microfauna estrechamente unida a su difusión y persistencia. En los bosques, los briofitos desarrollan y papel fundamental, tanto como hábitat de numerosos organismos como por la gran capacidad de retener agua; son también unos importantes productores de humus. Sobre la corteza de los árboles se establece una especie de simbiosis, ya que los briofitos reciben así más luz, al mismo tiempo que mantienen el tronco del árbol húmedo, siempre que la masa de briofitos no sea demasiado densa e impida la respiración a través de las lenticelas.

Las fitocenosis caracterizadas por los briofitos son numerosas. Como ejemplos pueden citarse: Sphagnetum, Mugosphagnetum (pino mugo y esfagnos particulares) y Piceetum hylocomiosum (bosques de abeto rojo con Hylocomium splendens y otros musgos pleurocárpicos, como Rhytidiadelphus triquetrus y Pleurozium schreberi).

telefonos

Llámenos al
4553-5285 4551-0712


productos-para-palomas



lampara-insectos





 



Subir