Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Fitosanitarios

Plaguicidas de uso fitosanitario, productos fitosanitarios: destinados a su utilización en el ámbito de la sanidad vegetal o el control de vegetales.

Los fitosanitarios o plaguicidas son sustancias activas y preparados destinados a su utilización en el ámbito de la sanidad vegetal o el control de vegetales, describimos su accionar de la siguiente manera:

  • Eliminar los organismos nocivos o evitar la acción de los mismos sobre los cultivos,
  • Influir en el proceso vital de los vegetales de forma distinta de como lo hacen las sustancias nutrientes, (por ejemplo, los reguladores de crecimiento)
  • Mejorar la conservación de los productos vegetales, siempre y cuando dichas sustancias o productos no estén sujetos a disposiciones comunitarias particulares sobre conservantes.
  • Destruir los vegetales indeseables.
  • Destruir partes de vegetales, o controlar o evitar un crecimiento inadecuado de los mismos.

La utilización de fitosanitarios o plaguicidas utilizados de la mejor o de la peor forma conlleva como consecuencias negativas principales a una menor o mayor disminución de la biodiversidad, la contaminación del suelo y la contaminación del agua (donde junto con otros productos, como los fertilizantes, producen a veces fenómenos de eutrofización). Así mismo también provocan diferentes aspectos adversos sobre la salud de las personas ya que algunos productos fitosanitarios plaguicidas contienen sustancias cancerígenas, tóxicas para la reproducción, di ruptores endocrinos o tóxicos para el medio ambiente.

Estos son los motivos por los cuales nuestra empresa crea el control sustentable y de menor riesgo ambiental en el ecosistema aplicando esta clase de productos solo en situaciones que lo requieran. En la mayoría de los casos utilizamos cepas de biocidas que impactan positivamente en el ecosistema y suman logrando mayores rindes en los cultivos.

Son muchos los empresarios, profesionales o técnicos que tienen esta dificultad en predecir efectos, dada la complejidad y multiplicidad de las relaciones que ocurren en el ambiente (entre distintos compartimientos abióticos, entre estos y la biomasa, entre las poblaciones y los individuos entre sí) la que constituye un llamado de atención para maximizar las precauciones a la hora de seleccionar / utilizar / guardar / disponer un producto químico. Toda aplicación es una intervención de agresión hacia el ambiente y no todos los ambientes tienen la misma capacidad para defenderse de dicha agresión.